testimonios

El contenido ha sido enviado por los usuarios y no refleja necesariamente las opiniones de Abortion Changes You.

Fue el 13 de Enero

Fue el 13 de Enero de 2016 cuando decidí hacerme una prueba de embarazo. Tenía un mes de retraso y pensé que había sido porque se me habían acabado mis pastillas anticonceptivas después de mi último periodo en Noviembre. Me sentía cansada y con nauseas, así que finalmente me decidí y me hice la prueba. Resultó positiva. Compré dos más para estar segura, y así confirmé que estaba embarazada. Lloré muchísimo, más porque estaba asustada. No sabía cómo iba a reaccionar mi novio. Le llamé después de la tercera prueba y vino enseguida. Estaba tan amoroso y cariñoso. Me dijo que iba a apoyar cualquier decisión que yo tomara. No sabía que hacer, pero más tarde ese día me dijo claramente que no quería ese bebé. Me sentí miserable. Yo quería a ese bebé. Mi novio me dijo que no quería volver a verme si seguía con mi embarazo. No sabía que hacer. Fuimos a la clínica de aborto ese fin de semana para que me hicieran un ultrasonido y quizá seguir con el procedimiento. No quería tener el aborto y traté muchas veces de convencer a mi novio. Soy una estudiante extranjera  y trabajaba como nana 45 horas a la semana. Siempre he batallado con el dinero porque mi colegio es muy caro, y aún así estaba convencida de quedarme con el bebé y dejar la escuela si tenía que hacerlo. O regresar a casa. Fue muy difícil porque a pesar de que mi novio no quería el bebé, fue paciente y me cuidó cuando me sentía mal o se me antojaba algo. Después regresamos a la clínica y me asusté, no podía hacerlo. Pero en el carro mi novio empezó a llorar y a golpear el volante. Me sentí fatal de hacerle eso y decidí regresar y terminar con esto. Ya tenía ocho semanas y no podía tomar las pastillas, y no había una enfermara en ese momento para hacer el aborto quirúrgico. Así que tuvimos que reprogramar la cita. Después hubo una nevada y tuvimos que reprogramar de nuevo. Tuve esperanza. Pensé que Dios estaba haciendo algo para ayudarme a quedarme con mi bebé. Mi novio vio como estaba sufriendo y me empezó a prometer que tendríamos un gran futuro y seguía con el procedimiento. Caí, y al final terminé teniendo el aborto cuando mi bebe tenía 10 semanas.

¡Inmediatamente después me arrepentí! Ha pasado poco más de un mes y todavía lloro. Extraño a mi bebé. Extraño que mi bebé me haga sentir mal o haga que coma a las dos de la mañana. No sé cómo seguir adelante. Claro que mi novio cambió de opinión sobre todas las promesas que me había hecho. Me sentí estúpida y vacía de haberlo escogido a él en vez de a mi bebé. Nuestra relación está a punto de terminar. No podemos tener sexo, no podemos dejar de pelear. Y parece que no puedo ser capaz de perdonarme por lo que hice. Incluso tenía esperanzas que mi bebé hubiera sobrevivido al aborto, pero me desilusioné cuando regresé a la clínica tres semanas después para cerciorarme de que todo estaba bien y mi útero había sanado.

Me sentí perdida, Me sentí desesperada. Si pudiera volver el tiempo atrás jamás hubiera ido a esa clínica. Definitivamente me hubiera quedado con mi bebé. Me siento como un monstruo. Siento que merezco todas las cosas malas que me pasan. He pensado en el suicido, al menos estaría con mi bebé otra vez (tal vez). No sé que hacer. No sé cómo seguir adelante con mi vida y ser feliz de nuevo.

Cuenta tu Historia

Enviar