Sanación

Si ya contaste tu historia, formaste un grupo de apoyo, exploraste tus emociones, las identificaste e iniciaste el proceso de duelo y has reconocido cualquier comportamiento no saludable ¡Has tenido un progreso significativo! Si aún no lo has hecho es tiempo de tomar otra decisión –dejar atrás el dolor. Sorprendentemente no es tan fácil como suena…

Algunas veces nos acostumbramos al dolor, otras, nos aferramos a él para no olvidar la pérdida y en otras ocasiones sentimos miedo de superarlo. Dejar atrás el dolor puede significar cosas diferentes para distintas personas.

Dejar atrás significa deshacerte de relaciones rotas que no pueden enmendarse. Dejar atrás puede significar dejar atrás a algunos de los sueños que tienes para tu vida. Dejar atrás puede significar dejar ir al niño que pereció.

Tu pérdida no es menos real una vez que decides dejar que el dolor se vaya. Por el contrario, la pérdida llega a formar parte de tu historia única –ya no oculta o reprimida, sino integrada a tu pasado y contribuyendo a lo que eres ahora y continuarás siendo en el futuro.

Esto significa en muchas ocasiones ser la persona que tiene una comprensión especial y compasión sobre otros que han experimentado las mismas pérdidas que tú.

Es posible que desees escribir en tu diario acerca de tu decisión de dejar atrás el dolor o quieras recordar tu decisión en alguna otra manera. Esto no significa que la sanación ha llegado a su final, simplemente significa que tienes la voluntad de completar éste camino. Escribir en tu diario seguirá siendo una herramienta importante y tener un grupo de apoyo te seguirá ayudando bastante. Probablemente también necesites trabajar simultáneamente en cualquier comportamiento que no sea saludable.

Nota: Sanar no significa tenerlo todo resuelto. Significa que has dado pasos firmes para seguir con el proceso. Ya que una pérdida puede tener diferentes significados a través del tiempo puede que experimentes en el futuro otras emociones sobre el aborto; sin embargo, cuando eso suceda tendrás muchas herramientas que te ayudarán a lidiar con esas emociones. También tendrás la capacidad de procesarlas e integrarlas a tu vida. No debes temerles, esquivarlas o reprimirlas; ya que serás capaz de hacerlas parte de ti y seguir con tu camino.

He decidido

dejar atrás mi dolor.

He decidido continuar con el proceso de sanación.

Publica
  • TB 07.05.16
  • LV 06.01.16
  • AP 05.19.16
  • CQ 11.19.14
  • EA 08.27.14
  • MF 03.11.13